Carta a los peperos. “Resistid, que es lo único que os queda”

ara1 camacho rajoy

Estimados, o no, peperos:

Os escribo porque tengo una empresa de palomas mensajeras que os podría ir muy bien para conspirar y presionar a todas aquellas personas que tengan secretitos, de esos que no molan nada que se sepan. Supongo que os habéis percatado de que las nuevas tecnologías son un desastre. Ya se sabe, esto con Franco no pasaba. Él no necesitaba Whatsapps, ni SMS’s para presionar a la peña. Se limitaba a plantar el garrote vil en el patio de alguna cárcel y a decirle a la Brigada Político-Social que le buscara a algún rojo molesto. Roberto Conesa, Melitón Manzanas o Billy el Niño perdían el culo para perseguir y torturar a todo el que se pusiera por delante. ¡Ay, eran otros tiempos! Pero no nos pongamos nostálgicos. Ahora las torturas se parecen bastante a ver a Marhuenda en todas las tertulias. No las minusvaloremos, ¿eh? Que verle el careto diciendo ¡ay, Dios mío! ¡ay, Dios mío! no resulta fácil.

Bueno, vayamos al grano. Como os decía, tengo una empresa que se dedica a enviar y a recibir a palomas mensajeras. El mensaje va en un columbograma, que es un tubo anular que se les coloca en la pata. Fácil, barato y libre de hackers. ¿Eres Sánchez-Camacho y le quieres decir a Victoria’s secret que no se vaya de la lengua que si no te quito los bolsos de Prada que le compré a un mantero pero que te dije que fue en una tienda de Passeig de Gràcia? Pues nada, le escribes el mensajito “Vicky aguanta. Resistir es lo único que nos queda” y listo. Por cierto, supongo que le está pidiendo que se calle, ¿no? La otra opción es que sea una oda en contra de la eyaculación precoz. En ese caso, la Camarga empieza a parecerse a una fiesta de intercambio de parejas organizada por Almodóvar.

Esto de los Whatsapps o de los SMS’s está más sobrevalorado que el acento inglés de Aznar. Imaginaros que Rajoy hubiese contratado a una paloma mensajera. Nadie se hubiera enterado de los cariñitos que manifestaba por un delincuente confeso como Luis Bárcenas. Que sí, que sí. Que luego dijo que no sabía nada y tal. Pero con una paloma mensajera nadie se hubiera enterado del “Luis, sé fuerte”. Por cierto, me encanta esa capacidad de crear elipsis en vuestros textos. “Luis, sé fuerte” viene a ser algo así como “Luís, sé fuerte porque como te vayas de la húmeda te voy a hacer un monumento a tu cuerpo a base de hostias”. Ah, no, perdón. Lo de “voy a hacer un monumento a tu cuerpo” es lo que le dijo Jorge Moragas a Victoria’s secret. Lo siento, se me mezclan los temas.

En fin, cuando queráis contratar mis servicios, no me llaméis al móvil, ni me enviéis un Whatsapp. Le decís a Marhuenda que diga tres veces seguidas ¡ay, Dios mío! en el debate de La Sexta y ya me pondré en contacto con vosotros. ¡Sed fuertes! ¡Resistid, que es lo único que os queda!

Em pots seguir al Twitter: @alexsocietat i també al Facebook

Quant a

Si aquest bloc t'agrada el pots recomanar als teus amics... i si no t'agrada, fes-ho amb els teus enemics.

Arxivat a Cultura i Societat
%d bloggers like this: