Carta a Toni Cantó

cantó2

 cantó

Estimado, o no, Toni Cantó:

Creo que un principio fundamental en todo político consiste en tener muy claro a qué colectivo defiende. Si eso no se tiene claro, lo mejor que puede hacer el político es dimitir (que, como muy bien dice el ingenio popular, no es un nombre ruso). Por este motivo, la pregunta es obvia: ¿eres consciente de qué defiendes y a quién defiendes?

No sé si tus estadísticas te han informado de que en España cada año mueren más de cincuenta mujeres a causa de la violencia doméstica. Tampoco sé si tus estadísticas te han asegurado que el 80% de las mujeres que sufren malos tratos no lo denuncian. Y, por supuesto, tampoco sé si las estadísticas que manejas te hablan de la desigualdad salarial que sigue perjudicando a las mujeres, del aún poco equitativo número de mujeres que ocupan puestos de poder (tanto en la Administración como en la empresa privada) o del nivel de inferioridad que sufren las mujeres respecto a los hombres a causa de determinadas creencias religiosas.

Supongo que eso no debe interesarte.

Toni, tú que eras actor en tus tiempos mozos, debes conocer muy bien esa extraordinaria capacidad que tenemos los seres humanos para fingir. Y es que fingir se ha convertido en el motor más importante del devenir social. Fingimos que la economía crece, fingimos que el paro es pasajero, fingimos que la corrupción es residual, fingimos que el rey es útil, fingimos que creemos en algo, fingimos que no somos unos mierdas, fingimos que somos felices siendo españoles, fingimos que hay un lugar para la clase media, fingimos que somos buenos, fingimos que creamos, fingimos que no destruimos, fingimos que hacemos algo y, en definitiva, fingimos que somos políticos. Fingimos que somos capaces de sensibilizarnos con una causa, fingimos que defendemos al débil, fingimos que somos débiles si hace falta, fingimos que entendemos el mundo, fingimos que vemos el futuro, fingimos que una legislatura es un cheque en blanco, fingimos que escuchamos, fingimos que miramos, fingimos que protegemos, fingimos que nos importa aquél que nos voto. Y de tanto fingir, nos convertimos en un personaje. A veces parodia de otros, a veces bufones originales, a veces caricatos de realidades deformadas. Pero siempre, personajes.

En resumen, cuando somos jóvenes se nos aconseja que contemos hasta diez antes de decir (o tuitear) según qué cosas. En tu caso, permíteme dos consejos. El primero: escoge bien las estadísticas en las que basas tu análisis de la realidad (tú con el Reader’s Digest bajo el brazo puedes ser peligroso). El segundo consejo es que, además de contar hasta diez, te multipliques por cero.

@alexsocietat

http://societatanonima.wordpress.com/

Quant a

Si aquest bloc t'agrada el pots recomanar als teus amics... i si no t'agrada, fes-ho amb els teus enemics.

Arxivat a Cultura i Societat
3 comments on “Carta a Toni Cantó
  1. Maria Boix ha dit:

    Gràcies, Àlex! Ja sé que sou molts, m’ho heu demostrat en diverses ocasions, els que denuncieu desgraciats com aquest.

    Sí, hi ha moltes dones que no ho denuncien, n’he conegut unes quantes i les he intentades ajudar. És vergonyós que encara passin aquestes coses…

    Aquest energumen, no té vergonya? La setmana passada amb els animals, aquesta amb els maltractaments i les dones, quina serà la propera?

    Podem marxar ja d’aquesta porqueria de país en què certes persones poden dir el que els dóna la gana i, amb una trista disculpa, ja s’oblida tot? pic.twitter.com/oASisDcg1q

  2. Oriol López ha dit:

    Jo crec que tant culpables com els criminals que maten una dona “porque era mía” són els qui els defensen i els esperonen. Mentre hi hagi Tonis Cantó hi haurà aquests crims.

  3. mariaboix ha dit:

    Tens raó, Oriol, potser són pitjors, qui ho fa pot ser que sigui un malalt mental, tal com l’han educat… però gentussa com aquest que, a sobre, és polític? Si no recordo malament, fa poc vaig llegir d’un jutge que maltractava la dona… HORROR de MÓN!!!

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: