186 razones para seguir riendo

En el principio, creó Mariano los cielos y la tierra.

Después de la crisis, la tierra era caos, confusión y oscuridad en el abismo. Un viento lejano, procedente de la derecha, aleteaba por encima de las aguas, justo en la vertical del Prestige, donde yace el recuerdo del señor de los hilillos.

Dijo Mariano: Haya luz, y hubo luz. Vio Mariano que la luz estaba bien, pero que no se podía pagar la factura energética, por lo que subió el recibo de la luz y la separó de la oscuridad; y llamó Mariano a la luz día, y a la oscuridad la llamó acampada de indignados. Y atardeció y amaneció: día primero.

Dijo Mariano: Haya un firmamento por en medio de las aguas que no tiene Madrid, que las aparte unas de otras. E hizo Mariano el firmamento; y apartó las aguas por debajo del firmamento creando algo parecido a un río al que llamó Manzanares. Y así fue. Y llamó Mariano al firmamento mayoría absoluta. Y atardeció y amaneció: día segundo.

Dijo Mariano: Acumúlense los corruptos por debajo del firmamento en un solo conjunto y ocúltese la trama Gurtel; y así fue. Y llamó Mariano víctimas a los culpables y al conjunto del partido lo llamó democrático; y vio Mariano que estaba bien. Dijo Mariano: produzca miedo la prima de riesgo y éste contratos basura, pelotazos financieros y política de hormigón. Y así fue. En la tierra se edificaron parques temáticos y aeropuertos sin aviones: obras que dan comisiones, por sus especies, y amigotes que dan fruto con la VISA; y vio Mariano que estaban bien. Y atardeció y amaneció: día tercero.

Dijo Mariano: Haya gaviotas peperas en el firmamento celeste, para que se caguen una y mil veces en el barrio del obrero. Valgan de señales para solemnidades, días y años; y valgan de luceros en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra. Y así fue. Hizo Mariano los dos luceros mayores; el lucero grande, Soraya, para el dominio del día, y el lucero pequeño, Cospedal, para el dominio de la noche, y las estrellas; y los puso Mariano en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra, y para dominar a los nacionalistas y/o separatistas en el día y en la noche, y para apartar la independencia catalana y vasca de la unidad de España; y vio Mariano que estaba bien. Y atardeció y amaneció: día cuarto.

Dijo Mariano: se callen los catalanes de una vez. Y se topó con un grupo de personas que hablaban catalán. Y les dijo con su voz terrenal: she puede shaber por qué habláish en polaco, catalufosh? Pero dándose cuenta que eran Xavi, Puyol, Busquets, Piqué y Víctor Valdés les puso una camiseta roja para poder pasar de octavos. Y  vio Mariano que estaba bien; y bendíjolos diciendo: sed fecundos y multiplicaos, y henchid de goles las porterías y los títulos crezcan para los españoles. Y atardeció y amaneció: día quinto.

Dijo Mariano: produzca la tierra inmigrantes ilegales a los que no dar papeles, para poder explotarles y echarles cuando nos interese. Y así fue. Hizo Mariano las alimañas terrestres de cada especie y a todas ellas prohibió la entrada en el PP, para que pudieran formar un partido al que llamó Plataforma por Catalunya, y vio Mariano que estaba bien. Y dijo Mariano: hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden los pareos en Oropesa y las gaviotas en los cielos, y que las bestias y todas las alimañas terrestres se vayan a Intereconomía. Creó, pues, Mariano al ser humano a imagen suya pero intentó que fuese un poco más guapo. Además dijo: aunque esté creado a imagen y semejanza mía, evitad que Sergio Ramos venga al balcón de la calle Génova. Después dijo Mariano: ved que os he dado toda hierba de semilla que existe sobre la haz de toda la tierra, así como todo árbol que lleva fruto de semilla; para vosotros será de alimento pero no os pongáis condón y, si sois del mismo sexo, no os caséis. Y así fue. Vio Mariano cuanto había hecho, y todo estaba muy bien. Y atardeció y amaneció: día sexto.

Concluyéronse, pues, los cielos y la tierra y todo su aparato político y dio por finalizada Mariano en el séptimo día la labor que había hecho. Dijo Mariano: ya está todo hecho como Dios, o sea yo, manda. Y bendijo Mariano el día séptimo, sobre todo el 20N, y lo santificó; porque en él cesó Mariano la posibilidad de un país moderno. Y, levitando en una plaza de toros, nos dio 186 razones para seguir riendo… y para seguir luchando.

Àlex Ribes 

http://alexribes.wordpress.com/

Quant a

Si aquest bloc t'agrada el pots recomanar als teus amics... i si no t'agrada, fes-ho amb els teus enemics.

Arxivat a Cultura i Societat
4 comments on “186 razones para seguir riendo
  1. Maria Boix ha dit:

    Molt bo! Per sort no és Déu i algun dia desapareixerà. Si us plau, que sigui aviat!!!

  2. Oriol López ha dit:

    Seguirem rient, que l’humor no falti, i lluitant pacíficament, amb la paraula. Fins ara hem vist un partit que s’anomena socialista i obrero fer política de dretes; ara veurem un partit de dretes que s’anomena popular fent política de dretes… Dos criats del mateix amo: la banca i el capital financer i especulatiu.

  3. Tomàs ha dit:

    Qui li anava a dir al de “como hillos de plastilina” que arribaria a la Moncloa.

    Segur que se sent com a Déu.

    Pero Àlex, ara m’has preocupat, perquè Déu (Rajoy) no ens fa fer (duien) a la seva imatge?

  4. Maria Boix ha dit:

    Tomàs: Amb els catalans va trencar el motllo I vés per on vàrem sortir millor!!!

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: